Américas

EE.UU comienza a sobrevolar Cuba y Venezuela a la espera del despliegue de armas atómicas rusas en esos países

El gobierno de los Estados Unidos ha enviado sus aviones de vigilancia al entorno de Cuba y Venezuela, en el contexto de los anuncios de que Rusia se propone instalar en esos países armas atómicas que puedan alcanzar el territorio norteamericano y destruir lugares estratégicos.

Según fuentes de monitoreo abierto, las aeronaves estadounidenses han sido desplegadas por tercer día consecutivo próximo a Venezuela y Cuba para realizar laboras de vigilancia.

Sin embargo, los expertos consultados por el portal Avia.pro, consideran improbable que Rusia despliegue armas atómicas en esos países caribeños-

Sin embargo, no descartan que que sí puedan ser establecidas armas tácticas que pudieran alcanzar cualquier punto continental del territorio estadounidense.

-«Los expertos señalan que no necesariamente podemos hablar de armas nucleares, ya que al retirarse del Tratado sobre la Eliminación de Misiles de Alcance Intermedio, la parte rusa puede desplegar fácilmente armas tácticas no nucleares en Venezuela y Cuba, que, con un alcance de varios miles de kilómetros, cualquier objeto en los Estados Unidos será un blanco fácil», cita el medio

.

Agrega que «Los aviones estadounidenses comenzaron a sobrevolar Cuba y Venezuela, esperando la llegada de los misiles nucleares rusos.».

Rusia notifica despliegue de armas nucleares cerca de las fronteras con EE.UU

Precisa que esto se produce en el contexto «de la aparición de información de que Rusia ya está negociando con las autoridades de Cuba y Venezuela sobre el despliegue de armas nucleares rusas en el territorio de estos países».

Concluye que «los aviones militares de reconocimiento estadounidenses casi iniciaron un bloqueo de estos estados, realizando vuelos regulares sobre la región y la actividad de vigilancia en los lugares donde es más probable el despliegue de armas ofensivas y bases militares rusas, cuya posible aparición fue informada previamente por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba